La maestra pulpo emancipadora

/ junio 2, 2021/ Recomendaciones/ 0 comentarios

Nota importante: Nuestra recomendación de hoy es un documental conocido por muchas personas ya que fue galardonado en los Oscars. El título original es ¨My octopus teacher¨ y aquí no daremos una sinopsis de la trama, sino más bien un criterio filosófico del contenido de dicho documental.

Casa común

                Lo primero que se debe decir de este documental es que promueve la integración del ser humano como parte del reino animal. Para la mayoría de las personas, el pulpo es un animal extraño que da miedo. Sus tentáculos e inteligencia para camuflajearse, dan una sensación de vértigo porque se cree que podría usar esas cosas para atacarnos. Sin embargo, en el documental, se puede ver a Craig Foster sintiéndose sumamente cómodo y acogido por una joven pulpo. El protagonista del documental pasaba por un momento de crisis existencia en el que su vida parecía haber perdido el horizonte. Ya no disfrutaba de nada y tampoco entendía el por qué no disfrutaba de lo que antes le daba placer y le apasionaba. La relación con la joven pulpo le enseñó que el mundo es mucho más grande de lo que pensaba y que ese mundo infinitamente grande nos abre las puertas porque nos reconoce como parte de él.

Crítica al antropocentrismo

                Con este documental se examina la superioridad intelectual del ser humano. Siempre se ha dicho que la evolución nos benefició más porque logramos desarrollar el cerebro a un nivel superior que el resto de los animales. Sin embargo, ¿Qué significa eso? ¿Qué garantiza eso? Es como si ese hecho ya fuera una especie de hecho infalible de que viviremos una moralidad perfecta, con resultados totalmente superiores a los del resto de los seres vivos. La pedagogía de la joven pulpo ayudar a entender que las otras formas de vida pueden ser mucho mejores   de los espacios vitales que nosotros. Además, la joven pulpo enseña que la acogida siempre es posible cuando hay una intención de encuentro respetuoso y de cuidado. Se podrá criticar esto diciendo que los animales son más instintivos y que pueden atacar sin que haya motivo para ello. A eso se podría responder recordando que el reino animal tiene diversidad de reglas de acuerdo a contexto y esas reglas deben ser respetadas.

                La invitación es acoger a todas las formas de vida que nos rodean porque ellas también nos ayudan a ser lo que tanto nos jactamos en ser: seres humanos. Un ser humano tiene la responsabilidad de vivir de acuerdo a los beneficios que ha recibido de la evolución. Como seres pensantes debemos acoger las manifestaciones de las otras formas de vida e interactuar con ellas para tener una visión de mundo que sea más rica. La interacción con otras formas de vida debe darse dentro del marco de saberse animal y no de la superioridad de la conquista y el maltrato. Somos animales que pensamos, pero seguimos siendo animales. El poder pensar significa que tenemos una mayor responsabilidad y no que podemos servirnos de todo a costa de destruirlo.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*